Esto también es Geología

Geología ayudando a resolver misterios

Por: Javiera Álvarez

Aunque parezca extraño, rocas y suelos pueden ayudar a resolver diversos tipos de crímenes, desde estafas, hasta encontrar donde fue asesinada una persona. En Chile no hay muchos geólogos trabajando en esta área, por lo que la información que se puede encontrar viene principalmente de otros países donde geólogos han participado en numerosos casos policiales. Instituciones como el FBI cuentan con laboratorios y profesionales de alto nivel dedicados al análisis de material geológico. En el caso de Sudamérica, geólogos en Argentina y Colombia han trabajado de la mano con los cuerpos policiales de sus respectivos países en la resolución de ciertos crímenes.

Pero la primera pregunta que cabe a lugar es: ¿Qué es la geología forense? Lo que hace la geología forense es estudiar las pruebas que aportan minerales, suelo y otros materiales presentes en la tierra, para dar respuesta a las preguntas planteadas por la justicia. En términos simples, es el estudio del material geológico como evidencia.

Ahora bien, ¿Cómo es que un trozo de roca o algo de suelo nos puede indicar dónde ocurrió un delito? Esto se entenderá mejor presentando algunos casos de estudio. Pero básicamente los materiales geológicos que nos encontramos día a día son el reflejo de un conjunto de procesos por los que pasaron para llegar a su estado actual. La identificación y caracterización de estos materiales nos puede ayudar a encontrar su proveniencia. En los próximos párrafos se explicará con algunos casos de estudio como la geología fue un aporte en su resolución.

El primer caso documentado en el cual se investigó un fraude de sustitución ocurrió el 16 de abril de 1856 en Prusia. Se trató de un ferrocarril en el que un tonel que contenía monedas de plata llegó sin estas a su destino. A cambio se encontró arena en su interior. Un científico adquirió muestras de las arenas del vagón de carga y de las estaciones por las cuales pasó el tren en su trayecto. Con un microscopio estudió y relacionó las distintas muestras al lugar donde sucedió el cambio de mercancía por arena.

Uno de los casos más famosos en que la geología logró aportar de gran manera, fue en el asesinato del Primer Ministro italiano Aldo Moro el 16 de marzo de 1978. El geólogo a cargo del estudio de las muestras que se recopilaron en este caso fue Giani Lombardi. Lo que intentaba descubrir la policía era el lugar exacto en el que había sido asesinado Aldo Moro. Para ello, se tomaron muchas muestras de arena y fragmentos de plantas que se encontraron en la ropa que llevaba el primer ministro y en las sábanas en las que estaba envuelto el cuerpo. Además, se obtuvieron muestras del maletero, parachoques y de las llantas del auto en el que fue dejado el cuerpo. Los resultados de los análisis de la arena encontrada en los dobleces de los pantalones, zapatos y de la sábana, mostraron que esta era similar, los granos eran redondeados y con buena selección, lo que sugería un ambiente en el que la arena se hubiese movido rápidamente. También fueron encontrados fragmentos de conchas, comúnmente provenientes de playas. Algunos granos de los zapatos tenían manchas secas de petróleo crudo que puede ser encontrado en las playas cercanas a Roma. Paralelamente, un estudio de los tipos de rocas presentes en la arena reveló que provenían de afloramientos de rocas metamórficas a lo largo de la costa norte de Roma. También se encontraron calizas con fragmentos de microfósiles de un área al norte de Roma donde los ríos confluyen al mar. Aún más interesante, fue el hallazgo de fragmentos de rocas volcánicas, los cuales en algunos casos contenían vidrio inalterado, su fuente también sería al norte de Roma. Con todo esto se logró acotar en gran manera el radio de búsqueda.

En el análisis de material terrestre se entiende que siempre existe la posibilidad de que en algún otro lugar del mundo exista un material con similares características. Por lo que, al momento de comparar una muestra con otra, la mayor parte del tiempo se habla de probabilidades y no de certezas, es decir: se puede demostrar que hay una probabilidad de que las muestras provengan de la misma fuente, incluso si no se puede demostrar esto con total certeza. La certeza o probabilidad va a depender en gran medida de la competencia del científico y de la disponibilidad de datos. La interpretación que haga el profesional a cargo de los análisis y la presentación de estos resultados en un juicio debe ser precisa y significativa, por lo que la examinación de evidencia geológica va a depender mucho de la experiencia y entrenamiento del geólogo, ya que además requiere tener conocimiento en diversas disciplinas de la geología.

Otro punto importante que debe considerar el especialista que quiera dedicarse a esta área, es que en el análisis de evidencia traza el uso de técnicas instrumentales no destructivas (o mínimamente destructivas) es fundamental. Estas técnicas no afectan en gran manera las propiedades del material estudiado. ¿Qué significa esto? En la mayoría de ellas sólo se necesita una pequeña cantidad de muestra y además se puede conservar la evidencia para futuras examinaciones, por ejemplo, en caso de que alguna de las partes quiera repetir alguno de los análisis, es decir, garantiza el contra peritaje.

Respecto al posible desarrollo de este campo en Chile, este es totalmente factible, ya que los equipos necesarios para hacer los análisis están disponibles y los profesionales también. La única dificultad puede radicar en las posibilidades de ingresar a alguno de los laboratorios que trabajan haciendo análisis en las distintas evidencias, ya que es imposible el desarrollo de este campo si no es en conjunto con las instituciones de justicia del país. Para poner en práctica en casos reales el uso de la evidencia geológica es importante establecer o buscar si internacionalmente ya existen protocolos para determinados estudios y técnicas de muestreo. Para poder presentar una evidencia frente a la corte y que esta tenga peso, es necesario poder demostrar la confiabilidad que tiene el método utilizado y que existen referencias que avalan el análisis. De igual forma, es importante que las distintas áreas involucradas comiencen a interiorizarse con este tema, como también es necesario que el geólogo entienda y estudie cómo se deben presentar las evidencias, ya sea en el informe que entregue, como frente a un jurado. Esto último se logra aprender dentro del mismo laboratorio al momento de ingresar cómo profesional y empezar a prepararse para ser nombrado perito, al menos esta sería la forma de proceder en el Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones.

Finalmente, imperativo para el éxito de todos los casos antes expuestos es el trabajo interdisciplinario, ya que la investigación hecha por los policías y otros profesionales es fundamental. El material geológico no siempre va a jugar un papel determinante en los casos criminales, pero cuando lo hace, puede aportar información valiosa para misteriosos casos que esperan ser resueltos.